Menu

Tras nueve años de restauración, abre sus puertas la colecturía

Somos un Centro de Interacción de Saberes, en donde promovemos una cultura de inclusión y de respeto y equilibrio con la naturaleza.

En La Colecturía, promovemos El Buen Vivir.
La Colecturía es un recinto que siempre ha recibido aportaciones del ser humano:

En 1713, en sus inicios, se llamaba Colecturía de Diezmos de Cercanías y recaudaba

los granos y semillas que los fieles entregaban como diezmo a la Iglesia.

En ese entonces -siendo propiedad del Obispado de Tlaxcala Puebla- este espacio

era considerado el centro colector más importante de América Latina.

Hoy, La Colecturía continúa recibiendo lo mejor de nosotros: nuestros modos de pensamiento,

ideales, experiencias de vida y saberes. Hoy en La Colecturía celebramos el intercambio cultural

y valores como el respeto entre nosotros y el planeta Tierra.
En La Colecturía, el visitante encontrará distintas actividades que alimentarán su cuerpo y espíritu:

dinámicas en nuestro huerto urbano, talleres formativos para todos los públicos, un comedor

y un café con propuestas vanguardistas, un bar generador de experiencias sensoriales y un bosque frutal

en medio de una intervención artística.
Por otro lado, en nuestra cocina estamos orgullosos de ser parte de la comunidad Slow Food,

una red internacional creada en 1989 con presencia en 150 países, que promueve la alimentación sana,

limpia y justa.

En la Colecturía trabajamos para convertirnos en un comedor Kilómetro 0, es decir,

que todos los insumos que adquirimos son producidos en un radio no mayor a 100 km,

de forma sostenible y libres de transgénicos, ofreciendo a nuestros comensales productos locales

y de temporada, para así juntos fomentar una economía circular y un equilibrio en la naturaleza.

Nos sumamos a la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas.

Una de las tendencias estratégicas con más resultados para las instituciones que buscan impactar positivamente en su entorno es la vinculación, y en La Colecturía nos enlazamos con organismos con quienes compartimos la visión de un mundo justo y en equilibrio con la naturaleza. A través de la vinculación nos enriquecemos como equipo de trabajo y potenciamos el impacto de nuestros programas en la sociedad, por eso nos sumamos a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que es un plan de acción de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en favor de las personas, el planeta y la prosperidad y que tiene por objeto fortalecer la paz universal y el acceso a la justicia.

Nuestra riqueza también es ayudar.
Hemos diseñado programas con causa social, como el apoyo a la Casa Hogar Ipoderac, que sostiene a cientos de niños, niñas y adolescentes en condiciones de alta vulnerabilidad, proporcionándoles sustento, educación y reinserción social.