Menu

¡Ir más de prisa que los otros!

¡En hora buena por las y los poblanos!

Y es que el Poder Judicial del Estado

anunció una nueva cultura de impartición de justicia

en materia familiar, que sin duda,

reducirá  meses y años de litigio,

buscando así beneficiar a los que menos tienen,

otorgándoles la posibilidad

de no ser representados por un abogado,

evitando  con esto un egreso económico

que muchas veces llega a ser excesivo.

A   partir del 15 de octubre del presente año

por acuerdo del Pleno del Tribunal Superior

de Justicia y del Consejo de la Judicatura,

a través del Procedimiento Oral en Materia Familiar,

se podrán desahogar los asuntos de divorcio incausado,

alimentos y los de guarda y custodia, -provisional o definitiva-

dentro de los que deban quedar comprendidos los de visita y convivencia.

Con esto se garantiza la atención directa de juezas y jueces

en todas las audiencias, privilegiando la brevedad

y sencillez en los procedimientos y eliminan

la burocracia en la impartición de justicia.

Es transcendental acentuar que pueden iniciarse

solo con la petición verbal ante un juez,

por lo que las demandas escritas en esos asuntos

ya no son necesarias, eliminando con ello

formalismos y tecnicismos.

Además, cuentan con una etapa de conciliación

para lograr un acuerdo entre las partes

con la que se busca privilegiar el bienestar

de las niñas, niños y adolescentes.

La primera etapa dará inició en el Distrito Judicial de Puebla,

en las Salas de Oralidad ubicadas en Ciudad Judicial,

con tres impartidores de justicia, dos secretarios,

dos diligenciarios y personal administrativo.

En cuanto a los asuntos de divorcio incausado,

alimentos y los de guarda y custodia,

que se reciban por la Oficialía de Partes Común

previos a la entrada en vigor de los Juicios Orales,

es decir, hasta el 14 de octubre, continuarán radicándose

conforme al sistema tradicional

en los seis juzgados especializados en materia familiar.

No sé que piense usted estimado lector,

pero después de todo lo que aquí he expuesto,

queda claro que en Puebla existe un  avance

en pro de la sociedad y si a esto le sumamos

que el ejecutivo del Estado, Luis Miguel Barbosa Huerta

ha cuidado  todas las esferas de su administración,

se percibe la mística  que ha caracterizado su mandato

para tener esa sensibilidad al contar

con un sistema de justicia depurado,

eficaz  y más cercano a la gente

siendo  un logro histórico en nuestro estado

que se tiene que reconocer y aplaudir.

Y como bien lo dijo el filósofo francés Rene Descartes:

“Dos cosas contribuyen a avanzar: ir más deprisa que los otros o ir por el buen camino”.