Menu

IMSS BRINDA TRATAMIENTO DEL PIE PLANO EN LA INFANCIA PARA EVITAR PROBLEMAS EN LA VIDA ADULTA

En el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se realiza el diagnóstico del pie plano
y se inicia tratamiento durante la infancia, a fin de prever que en la etapa adolescente o
adulta se presenten problemas para caminar por defectos de postura en los pies a
causa del inadecuado desarrollo del sistema esquelético, pues es durante la niñez que
está en su proceso de formación y maduración.

El doctor Jaime Castellanos Romero, director de la Unidad de Medicina Física yRehabilitación del Centro Médico Nacional Siglo XXI del IMSS, indicó que desde el
nacimiento y durante los primeros meses de vida, la planta de los pies es totalmente
plana y es a partir de que el niño comienza a caminar que empieza a formarse el arco.

Recomendó a los padres de familia estar atentos y observar la manera en que su hija o
hijo caminan, si después de los dos años y medio sufre de caídas constantes, mete los
pies o camina de puntas, es necesario solicitar la valoración del ortopedista, pues es en
esta etapa de la vida cuando se establece el patrón de marcha y se puede incidir enmejorar los trastornos ocasionados por el pie plano.

La prescripción de zapatos ortopédicos y auxilio de plantillas son parte del tratamiento,
al cual dará seguimiento el médico especialista con citas posteriores para verificar el desarrollo del arco en el menor y hacer los ajustes necesarios al calzado, hasta el
momento en que deje de requerir dicho apoyo.

Existen también defectos posturales en los niños que pueden aparecer como resultado
no del pie plano sino de trastornos congénitos, por ejemplo, a causa de la luxación
congénita de cadera, que una de las piernas sea más corta que la otra o por trastornos
neurológicos como parálisis infantil, por lo que el doctor Castellanos Romero aconseja
que sea un ortopedista quien realice la valoración integral del menor.

Finalmente, dijo, es recomendable que durante la edad escolar niñas y niños utilicen
zapatos tipo bota que estabilicen el tobillo y evitar en los posible el calzado con
agujetas, en virtud de que durante el recreo, simulacros o situaciones en donde se
requiera rapidez y destreza, el calzado no sea causa de un accidente.