Menu

Evasión fiscal: Corrupción, lagunas legales y falta de educación

Cuando escuchamos el término “fisco”

inmediatamente nos viene a la mente:

pagos, que implica desprendernos de una parte de nuestros ingresos,

que, aunque sabemos que son nuestras obligaciones

y que deberían usarse para generar mejores servicios

y acciones gubernamentales no queremos desprendernos

de esos recursos tal vez por falta de educación tributaria

o porque se necesitan esos recursos y llámese ciudadanos

comunes o grandes empresas,

por lo tanto, caen en la evasión fiscal.

La evasión de los impuestos surge

cuando el contribuyente decide no declarar,

total o parcialmente, cada una de las operaciones

que impliquen el pago de impuestos,

la evasión es injusta debido a que causa

una importante inequidad porque hay personas,

aunque las menos, que si cumplen con este tipo de obligaciones.

Muchas personas y corporativos

en ocasiones nos resistimos a pagar impuestos

e ideamos estrategias que podrían ser en contra de la ley

e incluso burdas, para eludir o reducir el pago de impuestos.

No nos complace transferir

una parte de nuestro patrimonio al gobierno,

porque obvio pensamos que no  los van a utilizar

para efectos en beneficio de la sociedad.

De acuerdo a Información contenida

en las Estadísticas de Ingresos Tributarios 2021,

muestran también que la tasa de evasión relativa

al impuesto de sociedad en México está en 19,9%,

que supone pérdidas de ingresos tributarios

superiores al 4% del PIB.

La evasión fiscal en México alcanzó 1.4 billones de pesos

lo que equivale al 6% del producto interno bruto (PIB) nacional,

según la firma de asesoría fiscal Fixat.

De esta evasión fiscal, el 52% pertenece a grandes contribuyentes

y el restante se divide en personas físicas,

con actividad empresarial y asalariados,

concretaron en el comunicado.

De acuerdo también al Centro de Estudios Espinoza Iglesias,

los contribuyentes grandes, es decir,

las grandes empresas del país —

un grupo con poco más de 10 mil empresas—

pagan una “tasa efectiva” de impuestos de apenas 1.3%,

la tasa efectiva que calcula el SAT para los asalariados

es de 11.4% y para las personas físicas de 25.4%.

En otras palabras, la tasa efectiva

que pagan los asalariados es ocho veces superior

a la de los grandes contribuyentes

y la que pagan las personas físicas es 19 veces mayor.

A pesar de ello en este gobierno

el primer trimestre de 2021

registró un crecimiento del 10%

en deudas recuperadas al fisco,

según cifras del SAT.

¿pero porque la gente no paga?

Según expertos fiscalistas existen principalmente

tres razones por las cuales existe la evasión fiscal:

la corrupción, las lagunas legales y la falta de educación fiscal.

En cuanto a la corrupción sin duda es la principal razón,

funcionarios públicos y contribuyentes

se asocian para los fraudes fiscales y lavado de dinero.

Tal es el caso ve el caso de Álvarez Puga,

el esposo de una famosa actriz,

o como vimos recientemente

en la investigación periodística

de los Pandora Papers,

hablando de evasión y paraísos fiscales.

En cuanto a la falta de educación fiscal,

en INDAGA hicimos un estudio y realizamos la pregunta

¿Tú pagas impuestos o contribuciones?

Si 61.7
Ocasionalmente 10.8
No 21.4
No sabe/No contestó 6.1

 

Luego, a quienes dijeron que no, preguntamos: ¿Por qué no pagas impuestos?

Se va mi ganancia 22.1
Hago correcta mi contabilidad 7.1
No  sé en qué se gasta el dinero 18.7
No necesito pagar impuestos 14.7
Los funcionarios se quedan con el recurso 27.9
No sabe/No contestó 9.5

 

¿Será que todo se reduce a la natural codicia humana?

¿En ello también incide el despilfarro

del gasto del Estado y la ineficiencia de los bienes y servicios públicos?

¿Qué hay del despotismo, la opacidad y la corrupción de las autoridades?

Los impuestos se justifican en tanto se destinan

al cumplimiento de las funciones y responsabilidades del Estado,

como educación, salud, seguridad pública, etcétera,

y en la medida que el gasto público respete los principios establecidos

en la Constitución Federal:

eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez (art. 134).

Para disminuir la evasión de impuestos

se necesita llevar un proceso largo en la sociedad

y debe ser integral basado en aspectos educativos y legales,

no bastan las reformas fiscales, de no ser así,

seguramente seguiremos viendo en los próximos años

muchos casos de defraudadores y evasores fiscales.