Menu

Delicado y preocupante obligar que jóvenes se inscriban en el SAT al cumplir 18 años: Blanca Alcalá

En compañía de su grupo parlamentario, la diputada

federal del PRI, Blanca Alcalá Ruiz, manifestó que su

bancada está a favor de que se amplíe la base de

contribuyentes para ampliar la recaudación fiscal,

siempre y cuando “no se esté simulando, ni afectando

a quienes en este caso no están vinculados con una

actividad productiva de manera permanente” como

son los jóvenes de 18 años.

“Nos parece de los más delicado el que se trate de

incorporar de manera obligatoria a quienes no están

realizando actividades productivas de manera permanente”, precisó.

En conferencia de prensa, legisladores priistas miembros

de las comisiones de Hacienda y Presupuesto de la

Cámara de Diputados, manifestaron su preocupación

en torno a la reciente disposición del Sistema de

Administración Tributaria (SAT) respecto a la solicitud

para que jóvenes al cumplir la mayoría de edad se

inscriban en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC).

“Entre las modificaciones fiscales que propone la

Secretaría de Hacienda y que se propone en la Miscelánea

Fiscal para 2022 se encuentra la de adicionar un párrafo

al artículo 27 del Código Fiscal de la Federación para que

una vez cumplidos los 18 años las personas cuenten con

su RFC”, detallaron en rueda de medios.

Al respecto, la legisladora poblana, adelantó, que la

fracción tricolor está en contra de la reforma al artículo

27 del Código Fiscal de la Federación y no aprobarán “una estrategia simulada”.

Los congresistas, señalaron que los mayores de edad

tendrían que explicar de dónde proceden los depósitos

superiores a los 15 mil pesos que reciban en sus

cuentas bancarias, de no hacerlo serían sujetos a multa.

“Nos preocupa que a los jóvenes se les pueda

imponer una multa entre 3 mil 800 pesos hasta

11 mil 600 pesos, aunque el propio ordenamiento

no prevé la obligatoriedad para que los jóvenes

tengan que pagar impuestos”, explicaron.

Expresaron que preocupa que el SAT pretenda

iniciar un “acto de terrorismo fiscal” en contra de

los jóvenes de este país al obligarlos a registrar su

RFC al cumplir su mayoría de edad.

El líder Parlamentario del Partido Revolucionario

Institucional (PRI), Rubén Moreira Valdez, aseguró

que sería un grave daño a la libertad e independencia

de los jóvenes, avalar la modificación fiscal que

propone Hacienda en la Miscelánea Fiscal para

2022, donde pretende que una vez cumplidos los

18 años las personas cuenten con su Registro

Federal de Contribuyentes (RFC).

El legislador priista subrayó que es un tema sensible

que hoy no se está tratando en la opinión pública,

que a partir del primero de enero va a afectar a todos

aquellos jóvenes que no tengan una vida productiva,

que sean estudiantes sin ninguna remuneración

económica, pero que estarán bajo la lupa fiscal.

Por su parte, el diputado, Hiram Hernández Zetina,

explicó que la modificación fiscal plantea adicionar

un párrafo al Artículo 27 del Código Fiscal de la

Federación, qué según expertos fiscales, abre la

posibilidad de que el Servicio de Administración

Tributaria (SAT) pueda rastrear las actividades de

los jóvenes y exigirles que cumplan con sus

obligaciones fiscales. Por ejemplo, dijo, los mayores

de edad, con 18 años de edad o más, tendrían que

explicar de dónde proceden los depósitos superiores

a los 15 mil pesos, que reciban en sus cuentas bancarias.

Actualmente, detalló, el SAT estipula que, en el

caso de los Contribuyentes con RFC, las “transferencias

que realicen entre sus propias cuentas” pueden ser objeto

de fiscalización ya que dichas transferencias pueden

ser consideradas como ingreso gravable para las

personas físicas que las lleven cabo”, por lo que deben

avisar que no se trata de un ingreso y presentar una serie de documentos.

De esta manera, argumentó, nada impide que una

vez registrados los jóvenes. muchos de ellos aún no

inician su vida laboral, puedan ser objeto de actos de

fiscalización por parte del SAT, si reciben dinero o

transferencias en sus cuentas; como es el caso, para

el pago de sus estudios, por parte de sus padres o tutores.