Menu

Blanca Alcalá pide al Ejecutivo Federal medidas urgentes para frenar inflación

A la elevada inflación se suma el incremento de 7.3 por ciento en el impuesto especial a la producción y servicios (IEPS) anunciado por la

Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

• Los incrementos al salario mínimo están siendo anulados por el repunte de los precios, “de poco ha servido y servirá para mejorar el poder adquisitivo de las familias, en especial las de menores ingresos”.

A través de un Punto de Acuerdo, la diputada federal del PRI, Blanca Alcalá Ruiz, pidió al Ejecutivo Federal implementar medidas urgentes a

través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en colaboración con el Banco de México (BM) para reducir el efecto

inflacionario durante 2022.

La presidenta de la Comisión Bicamaral de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y de los Municipios, señaló, que el presente

año ha iniciado con un aumento generalizado en los precios de diversos bienes y servicios, incluyendo los productos que integran la canasta

básica, por lo que alertó, “se perfila una de las peores denominadas cuestas de enero a consecuencia de una política económica y fiscal

errática”.

A lo anterior, agregó, se suma el incremento de 7.3 por ciento en el impuesto especial a la producción y servicios (IEPS) anunciado por la

Secretaría de Hacienda y Crédito Público el pasado mes de diciembre y que es una actualización inflacionaria en la cuota que se paga por

dicho impuesto, “pero que provocará un incremento al precio de las gasolinas, las bebidas saborizadas, refrescos, entre otros productos,

afectando aún más el deteriorado poder adquisitivo de las personas y, prácticamente, eliminará el incremento del salario mínimo”.

Es por ello, que la legisladora priista, propone “que la SHCP considere realizar el ajuste al Impuesto Especial a la Producción y Servicios,

para que sea aplicado en dos etapas, en el primer trimestre del año, enero – marzo, la mitad del ajuste programado (3.5 por ciento),

terminando la llamada “cuesta de enero” y al finalizar el tercer trimestre del año, julio-septiembre, iniciar el ajuste por el 3.8 por ciento

restante para llegar a 7.3 por ciento”, detalló.

Alcalá Ruiz, indicó que lamentablemente, el país alcanzó el nivel inflacionario más alto de los últimos 21 años, al registrar durante noviembre

del 2021 una inflación anualizada de 7.37 por ciento, lo que supera por mucho a la inflación prevista por el Banco de México para el presente

año y proyectada en los Criterios de Política Económica presentados por el titular del Ejecutivo federal (3.0 por ciento). Este nivel

inflacionario provocó que tan sólo en ese mismo mes los precios aumentarán en 1.14 por ciento

“Este proceso inflacionario observado prácticamente a lo largo del presente año, ha contribuido a deteriorar el poder adquisitivo de las

familias y ha generado una mayor pobreza laboral, aun con los incrementos al salario mínimo”, advirtió la congresista priista.

La secretaria de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, refirió que, al tercer trimestre de 2021, la pobreza laboral impera, debido a

que los ingresos que reciben los trabajadores no les son suficientes para adquirir una canasta básica de consumo, que se ubicó en 40.7 por

ciento, cifra 0.9 por ciento mayor que el trimestre anterior.

Asimismo, agregó, que diversos analistas sostienen que la inflación subyacente o índice subyacente continúa elevándose, siendo además un

referente para la propensión inflacionaria, previsiones coinciden en que este índice cerraría en diciembre de 2022 en 5.9 por ciento anual,

que sería la más elevada desde finales de 2021.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), durante noviembre pasado la canasta de consumo mínimo

registró un incremento de 8.35 por ciento anual y de 1.27 por ciento mensual, superando inclusive al crecimiento del Índice Nacional de

Precios al Consumidor (INPC) que en el mes de referencia se ubicó en 7.37 por ciento.

El mismo Inegi publica que entre diciembre de 2018 y noviembre de 2021, la inflación de la Canasta de Consumo Mínimo fue de 115.25 por

ciento y el crecimiento del INPC General fue de 62.8 por ciento.

Mientras que entre 2018 y 2021 el incremento al salario mínimo fue de 60.3 por ciento al pasar de 88.36 pesos en 2018 a 141.7 para 2021 y

de 95 por ciento acumulado para 2022.

De esta manera, la representante por el estado de Puebla, sostuvo que los incrementos al salario mínimo están siendo anulados por el

repunte de los precios, “de poco ha servido y servirá para mejorar el poder adquisitivo de las familias, en especial las de menores ingresos”.

“Los Criterios de Política Económica, presentados por el titular del Ejecutivo federal en 2021, consideraron que la inflación mínima

proyectada promedio sería de 4.1 por ciento, no obstante, de una muestra de 22 productos de la canasta básica se puede observar que aún

con el incremento al salario mínimo, el poder adquisitivo apenas se mantendrá constante por lo que, de continuar las presiones

inflacionarias, este aumento quedaría rebasado durante los primeros meses de 2022”, expuso.

Informes publicados por la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) indican que durante diciembre el precio de la canasta básica

en este mes se incrementó 16.4 por ciento respecto a diciembre de 2020, al pasar de mil 89 pesos en diciembre de 2020 a mil 268 en el

mismo mes de 2021, lo que representó más del doble de la inflación registrada hasta noviembre pasado (7.35 por ciento).

La Anpec ha advertido que la actualización del IEPS traerá una escalada de alzas en frutas, legumbres, verduras, abarrotes, papel higiénico,

artículos de higiene personal, limpieza, cárnicos, embutidos, entre otros.

La integrante de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, lamentó que, a diferencia de muchas naciones, el titular del Ejecutivo Federal se

ha negado a brindar apoyos fiscales a empresas, industrias y comercios, no obstante, los graves efectos de la pandemia en el crecimiento

económico durante los últimos dos años.

“El Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional refrenda su compromiso con las familias mexicanas y propone revisar la

política fiscal a efecto de mejorar su bienestar, tomando en cuenta que los efectos del Covid-19, aún se mantienen y han provocado el

deterioro de la economía en el país”, solicitó.

Exigió que el elevado nivel inflacionario observado en el 2021 requiere la implementación de medidas responsables y solidarias en el año que

inicia, a efecto de prevenir escenarios de inflación elevada más persistente.