Menu

XICOTEPEC DE JUÁREZ CERRO DE LOS ABEJORROS.

Xicotepec deriva del náhuatl y significa «cerro de los abejorros». Está ubicado en el noroeste del estado; colinda con los municipios de Pahuatlán, Huauchinango, Honey y Juan Galindo.

En 1862, cuando estaba por suceder la Batalla de Puebla, un puñado de serranos, al mando de Miguel Negrete, acudió a esta justa victoriosa en la historia de México. A su regreso a Xicotepec decidieron que si el orden constitucional marcaba que debía ascenderse a Villa, a ésta debía anexarse el apellido del ilustre presidente Benito Juárez, de aquí proviene el nombre de Villa Juárez. Con la llegada del siglo XX, Xicotepec alcanzó autonomía y en 1960 cambió nuevamente de nombre, adoptando el de Xicotepec de Juárez, reviviendo el vocablo náhuatl y agregando o conservando el gentilicio juarista. Para muchos historiadores Xicotepec de Juárez es solo la cabecera Municipal, ya que el municipio adquirió la denominación de Xicotepec, tal como lo consagra el artículo cuarto de la ley orgánica municipal vigente, (municipio 197, en orden alfabético, Xicotepec).

Uno de los lugares más visitados de la ciudad, su jardín central. es uno de los más floridos en el estado de Puebla por la cantidad de flores plantadas todas ellas producidas por lugareños, árboles podados cuidadosamente para dar la forma de figuras humanas, animales y figuras geométricas, en su kiosko se reúnen bandas de música de viento que deleitan las tardes de domingo a los visitantes con sus melodiosas notas, y se pueden recorrer sus pasillos acompañados de la familia, disfrutando de un esquite, un elote preparado o un helado.

En los portales, se puede disfrutar de una taza de aromático café producido en Xicotepec, en las cafeterías que se encuentran sobre los portales del zócalo, las cuales inundan el ambiente con el exquisito olor del café tostándose.

Parroquia de San Juan Bautista: conocida con anterioridad como la Parroquia del Calvario, fue fundada en 1571 por los monjes agustinos; alberga catacumbas de cientos de moradores que vivieron entre los siglos XVI y XVII. La Parroquia se encuentra ubicada sobre la calle Iturbide y cuenta con un estilo gótico que se asemeja al de la famosa Catedral parisina de Notre Dame. La edificación, que domina el paisaje de Xicotepec con sus impresionantes torres, está dedicada al patrono de la ciudad «San Juan Bautista», al que se le celebra cada 24 de Junio; día que es visitada por muchas personas devotas.

MONUMENTAL VIRGEN DE GUADALUPE

Construida sobre el cerro del Tabacal, se puede observar desde cualquier punto de la ciudad, su santuario se ha convertido en un espectacular mirador, donde se puede apreciar toda la ciudad desde las alturas, excelente lugar para lograr imágenes panorámicas. Es la quinta imagen de la Virgen de Guadalupe más grande de México, con sus 30 metros de altura.

Esta imagen es hueca, su construcción es originalmente para apreciar la vista fantástica de nuestro bello Xicotepec con el nuevo mirador turístico, donde se puede observar por las estrellas que tiene el manto de la virgen, la vista de la ciudad. Actualmente es destino de peregrinaciones de la región y otros estados de la república. Cada 12 de Diciembre es un sitio de reunión de peregrinaciones de miles de guadalupanos en esta región.

CENTRO CEREMONIAL LA XOCHIPILA: En el año 1052, los pobladores de Aztlán recibieron la orden de detenerse donde encontraran un águila parada sobre un nopal devorando una serpiente; por la orografía de Xicotepec no es posible encontrar nopales, no obstante los caminantes fundaron en torno a una piedra colosal de más de 13.5 toneladas de peso, el centro ceremonial «La Xochipila»; ubicado a un costado del centro de Xicotepec, entre las calles Porfirio Díaz y Santa Rita.

En la actualidad, cada 24 de junio se reúnen magos blancos y oscuros en el lugar, para hacer limpias, curaciones y pedir deseos de paz, prosperidad, entre otros. El Centro Ceremonial, es el único vestigio de la ciudad prehispánica de Xicotepec y desde la época prehispánica, es lugar de peregrinar de muchos grupos indígenas, los cuales acuden a la fiesta de Juan Techachalco. Durante la festividad, Xicotepec es inundado por olores de flores de cempazúchitl, incienso, cera fundida y comida, los cuales le dan ese toque de magia y misticismo. Este santuario indígena se mantuvo pese a las prohibiciones eclesiásticas y se declaró como Patrimonio Cultural del estado de Puebla.

 

No comments

Deja un comentario