Menu

UPAEP celebra su 1er Congreso Internacional de Bioética

La UPAEP fue sede del 1er Congreso Internacional de Bioética: La trascendencia del Embrión”, evento organizado e impulsado por autoridades universitarias, con la inclusión de especialistas en el tema, a nivel internacional y nacional, señaló el Dr. José Manuel Madrazo Cabo, Decano de Ciencias de la Salud de la Universidad.

Dijo que el objetivo central fue el abordar el tema de la bioética con un sentido humano, en donde siempre se privilegie el respeto por los derechos humanos y para ello, fue posible la realización de este Congreso en donde se expusieron argumentos con una visión totalmente académica para manifestar el valor y la trascendencia que tiene el embrión humano desde el inicio de la concepción.

En el desarrollo de este primer congreso internacional, se contó con la intervención de médicos, abogados, filósofos y biólogos que mostraron sus argumentos y conocer diferentes puntos de vista al respecto.

Asimismo señaló que también se organizó la Semana de la Bioética: La Trascendencia de la Familia, en donde también se registrará un encuentro de jóvenes, encuentro de padres de familia, así como un encuentro de líderes y directores de diferentes instituciones de salud de la ciudad de Puebla.

Subrayó que estuvieron presentes conferencistas provenientes de Reino Unido, Italia, España y de México.

Entre los conferencistas que estuvieron presentes en la rueda de prensa acompañando al Dr. José Manuel Madrazo Cabo, estuvo el Padre Ramón Lucas Lucas, profesor titular de la cátedra de Antropología Filosófica y Bioética en la Pontifica Universidad Gregoriana y Profesor adjunto en el Pontificio Ateneo Regina Apostolorum en Roma, Italia; Dr. Agustín Herrera Fragoso, profesor en Bioética, Biojurídica y Derechos Humanos y el Dr. José Miguel Serrano Ruiz-Calderón, titular de Filosofía del Derecho de la Universidad Complutense de Madrid.

En su intervención, el Dr. José Miguel Serrano Ruiz-Calderón, refirió, que la gente está interesada en conocer “cuál es la situación de uno de los ‘grandes’ olvidados de la legislación contemporánea, no en el sentido de que no se haya tratado por la legislación, sino que la legislación ha orillado su protección como es el embrión humano, una de las perspectivas que abordamos es conocer qué pasos se habían dado para conseguir convertir al embrión humano en un objeto de la investigación tecnológica, en un objeto de la creación, en un objeto susceptible de donación, investigación, destrucción y gestación en algunos lugares e incluso en una tercera mujer, lo que constituye desde mi punto de vista jurídico una venta del hijo cuando vuelve y los pasos que se habían dado para esto, e intentar resaltar que eran las técnicas, estas pretensiones de las técnicas las que había creado este peculiar estatuto del embrión”.

Advirtió que en muchos países se está luchando para que exista un estatuto del embrión humano y hay una gran resistencia “porque si tú otorgas un estatuto al embrión humano, muchas prácticas quedarían limitadas automáticamente porque tendría un estatuto y sorprendentemente en esta época en donde avanzamos en el estatuto de los animales por ejemplo o en el de la naturaleza o en el de los espacios vegetales, el embrión humano ha quedado orillado en la construcción de un estatuto por este fin utilitario”.

Por su parte, el Padre Ramón Lucas Lucas, señaló que el congreso se desarrolló en un ambiente académico en la UPAEP, y la argumentación de todos los temas ha sido una argumentación racional, que tiene las características de la universalidad fundada en el valor racional de los argumentos que se han presentado. “Se han presentado argumentos de diverso orden, argumentos de tipo embriológico, de tipo antropológico-filosófico que reflexiona sobre esos datos empíricos biológicos y se pregunta, un ser, un individuo constituido como humano en las primeras fases de desarrollo, como es el periodo zigótico puede ser considerado una no persona humana y por lo tanto puede no tener los derechos del embrión puede no tener los derechos de una persona humana” y otras temáticas que tienen que ver con el embrión humano.

Indicó que hubo espacios de diálogo para conocer las diversas visiones que se dan en la bioética actual sobre el embrión humano para poder dialogar con personas que no tienen una posición como la persona de junto.

Agregó, “un diálogo es siempre un intento de conciliación, de armonía y otra, que es la defensa de aquellos valores que no son negociables”.

Señaló que la bioética considerada desde los diversos puntos de vista que es interdisciplinar porque es biológica, antropológica-filosófica, es ética, jurídica, social, y sobre todo, que tiene la característica de la universalidad basada en la racionalidad.

El Dr. Agustín Herrera Fragoso, profesor en Bioética, Biojurídica y Derechos Humanos, manifestó que en México no hay una regulación para tratar el tema de la fertilización humana asistida, que ya lleva un tiempo considerado en el país ejecutándose, “y no hay una regulación porque no sabemos los intereses que hay detrás para que no se lleve a cabo”.

Lamentó que se viva en un mundo lleno de incongruencias, en donde la gente está más preocupada por proteger el huevo de una tortuga y no se protege al embrión humano, “es su mismo estadío, su mismo momento de desarrollo y por lo tanto, le damos un valor inferior. Si vemos esa congruencia legal, realmente en un documento escrito, no hay ese reconocimiento que sería muy congruente. Le damos más valor a un huevo de tortuga que a un embrión humano”.

Por lo tanto, tenemos que ser congruentes con la realidad, de proteger al embrión humano, y dejar a un lado las ambigüedades que no nos llevan a ningún lado.

No comments

Deja un comentario