Menu

Se suman más acusaciones por parte de trabajadores despedidos de MONDELEZ contra líder sindical

Rompiendo el silencio al que fueron sometidos durante los últimos meses y tras ser despedidos injustificadamente, ex-trabajadores de la empresa MONDELEZ platicaron en exclusiva para aliados17.com 

En días pasados un trabajador levantó la voz para exigir tanto a la empresa MONDELEZ como al sindicato de empresa una explicación precisa del porque de su despido, acusó en ese momento también, una serie de arbitrariedades cometidas por el actual líder sindical  Ramiro Vázquez López.

Al enterarse de la denuncia que realizó el trabajador, 5 más decidieron exponer la situación que de igual manera los dejo sin empleo.

Es así como acudieron a las oficinas de la FROC (Federación Revolucionaria de Obreros y Campesinos)  para recibir asesoría jurídica y posteriormente realizar de manera formal su denuncia en la Junta de Conciliación y Arbitraje.

Trabajadoras con más de 16 años en la empresa argumentaron que el terror laboral al que fueron sometidos por parte del líder sindical y sus allegados culminó en su baja por parte de la empresa sin ser determinada su falta.

El acoso laboral es definido como la acción de un hostigador u hostigadores para producir miedo, desprecio o desánimo en un trabajador, afectando con ello su vida laboral.

El trabajador  o grupo de trabajadores reciben  una violencia psicológica injustificada a través de actos negativos y hostiles dentro o fuera del trabajo por parte de grupos sociales externos, de sus compañeros, de sus subalternos o de sus superiores.

Esta violencia psicológica se produce de forma sistemática y recurrente durante un tiempo prolongado, a lo largo de semanas, meses e incluso años, y al mismo en ocasiones se añaden accidentes fortuitos y hasta agresiones físicas, en los casos más graves.

Lo que se pretende en último término con este hostigamiento, intimidación o perturbación es el abandono del trabajo por parte de la víctima o víctimas, la cual es considerada por sus agresores como una molestia o amenaza para sus intereses personales.

Todas estas acciones fueron vividas por estos ex-trabajadores dentro de su área de trabajo «Ya no nos dejaban trabajar, nos vigilaban los mismos compañeros, nos utilizó Ramiro Vázquez López para sus fines de reelección dentro de la empresa y después nos dieron de baja»

Al no ceñirse a las órdenes del seudo-líder para cumplir sus fines es razón suficiente para perder el empleo en MONDELEZ, el hostigador no actúa solo, sino que se vale de Adriana Carreto y Gina Mota quienes vigilan a todos en las máquinas, cualquier comentario es de inmediato comunicado a Ramiro y empieza la violencia psicológica, mencionó una de las ex-trabajadoras.

En su oportunidad una más de las ex-trabajadoras mencionó que sin explicación alguna se le llamó a Recursos Humanos y se le pidió firmar su renuncia.

Un ex-trabajador con 15 años dentro de la empresa refirió que se iniciaron una serie de acusaciones sin fundamentos por parte de allegados a Ramiro y que éste los tomaba como ciertos » el sindicato no se basa hechos reales para despedir gente, no importa la eficiencia, su respaldo son los chismes»

Además de la serie de acosos por los que sortearon durante aproximadamente un año estos trabajadores, señalaron el nepotismo que se vive por parte del sindicato de empresa, esposa, primos sobrinos, hijos de delegados,  ahora forman parte de la plantilla laboral en MONDELEZ, personas sin experiencia que al mes les fue otorgada una plaza.

«Ramiro vende plazas y categorías, despide a personal con antigüedad para recomendar gente, aprovecha que los trabajadores no están al tanto de la vida sindical dentro de la empresa, usa terminología que muchos no entienden para lograr sus fines»

Antes de culminar los ex-trabajadores concordaron que es en el departamento de Recursos Humanos de la empresa donde se gestan los despidos injustificados y amañados por parte de la encargada Gloria Camarillo y el seudo líder Ramiro Vázquez.

Finalmente los denunciantes pidieron a sus ahora ex-compañeros que abran los ojos y no se dejen manipular, la violencia laboral que vivimos nosotros ustedes pueden vivirla también y de igual forma sus trabajos estarán en juego.

Todos deben unirse y exigir justicia, si Ramiro sigue trabajando negligentemente, acosando y violentándolos ustedes tienen el poder de quitarlo y de verdad elegir a alguien que los defienda, tienen el apoyo de la FROC, regresen al ambiente laboral que había antes, donde todos fuimos familia.

 

 

 

 

 

 

 

No comments

Deja un comentario