Menu

Gasolinerías de México: negocio de 20 mil millones de pesos para extranjeros

* Empresarios gasolineros serán pulverizados por la NOM 005 que entra en vigor este jueves 8 de octubre de 2020

* Avecina nuevo desabasto por amenaza de clausura para 85% de estaciones en el país

Por Israel Flores Cerezo

Herencia de la Reforma Energética peñista, y bajo reglas escritas desde el sexenio de Vicente Fox hace 20 años, la Norma Oficial Mexicana 005, referente a los instrumentos de medición para despachadores de gasolina, entrará en vigor sin distingo ni prórroga a partir de este jueves 8 de octubre de 2020 y será un cuchillo a la yugular de los empresarios gasolineros de México, poniendo en evidencia un oscuro negocio de más de 20 mil millones de pesos.

Dicha Norma, emitida por el Gobierno Federal a través de sus Secretarías de Economía y Gobernación, asentada en el Diario Oficial de la Federación en marzo de 2019, es una ley amañada que desde la era foxista se diseñó para que grupos de interés, conformados principalmente por políticos corruptos, hagan a un lado a empresarios gasolineros de toda la vida y se queden con el mercado a manera de botín.

De acuerdo con datos que coinciden entre asociaciones y uniones de gasolineros mexicanos, en nuestro país operan mas de 12 mil 500 estaciones de servicio, cuyas marcas varían desde que entró en vigor la Reforma Energética peñista. Dichas estaciones deben tener en sus despachadores un software especial y un dispensario que garantice su buen funcionamiento en el despacho de los litros de combustible.

El total aproximado de dispensarios que deben emplearse obligatoriamente es de 64 mil, de los cuales más de 53 mil son fabricados por las marcas Wayne, Gilbarco y Bennet. Entre estas tres empresas extranjeras se opera un mercado que supera los 18 mil mdp.

Es aquí donde despunta lo turbio de un asunto que amenaza el sustento de miles de familias en nuestra República, ya que la autoridad Federal amenaza con clausurar hasta el 85 por ciento de estaciones que no han cumplido con la renovación obligatoria de tecnología.

De 64 mil dispensarios autorizados oficialmente en México, 53 mil son de marca foránea: Bennett tiene instalados 16 mil con un costo por unidad de 12 mil 450 dólares; Gilbarco registra 24 mil 500 dispensarios a un costo unitario de 13 mil 320 dólares; Wayne tiene los dispensarios más caros entre 12 mil 500 instalados a razón de 23 mil 660 dólares por unidad. El resto son marcas nacionales y extranjeras y recaban por concepto de venta de dispensarios poco más de 2 mil mdp.

En un cálculo sencillo vemos que el 80 por ciento del mercado de las gasolinas que se venden en México está en manos de capital extranjero. Y si la NOM 005 se aplica con rigor desde este próximo jueves, nos acercamos a un escenario dantesco entre clausura en masa de estaciones de gasolina, cierre de negocios y la pérdida de miles de fuentes de empleo.

Esta situación es aún más grave para los gasolineros puesto que la autoridad Federal exige la renovación de tecnología sin tomar en cuenta a la contingencia sanitaria de carácter mundial, misma que detuvo la fabricación de dispensarios ya que las empresas entraron en cuarentena y desde marzo de 2020 no existen las condiciones técnicas ni se cuenta con el personal ni el equipo suficiente para realizar el cambio de miles de dispensarios de procedencia extranjera.

Cabe señalar que han incrementado las presiones del personal de dependencias como la PROFECO, la cual aplica una especie de «cobro de piso» entre multas por cientos de miles para quienes no cuenten con dispensarios nuevos en sus máquinas despachadoras de gasolina. El ejemplo más reciente de este tipo de presiones que rayan en lo irracional se vivió en Poza Rica, Veracruz. Y es que, bajo un tipo de cambio de más de 22 pesos, el dispensario más accesible tiene un costo de más 250 mil pesos, y si la estación tiene cuatro máquinas despachadores el empresario deberá erogar un millón de pesos porque lo exige la ley en México.

Así vemos que tristemente el Gobierno Federal busca recuperar y dignificar la producción petrolera y evitar la privatización de PEMEX, sin embargo deja en el desamparo a miles de gasolineros que han quedado a merced de una ley ventajosa para quienes buscan quedarse con todo el mercado de laa gasolinas (*)

No comments

Deja un comentario