Menu

Bosque Universitario, referente para acciones y espacios verdes y sustentables

Para la Universidad Iberoamericana Puebla, fue un gusto poder ser sede de la presentación del libro ITESO: Bosque Universitario de la autoría de Sergio Nuño Cuevas. La actividad estuvo modera por la Dra. María Eugenia Ibarrarán Viniegra, directora del Instituto de Investigaciones en Medio Ambiente Xabier Gorostiaga, SJ de la IBERO Puebla.

Sergio Nuño Cuevas, director de la Oficina de Servicios Generales del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), agradeció la oportunidad de compartir su pasión por los árboles, ya que lleva más de 30 años trabajando en este ámbito.

“No es trabajar para ellos, sino trabajar con ellos. Conocerlos y entenderlos, pues estos nos dicen mucho, como será el clima, los movimientos de la tierra y la manera como su raíz (su cerebro) va registrando la memoria de todo lo que pasa” comentó con ferviente alegría el Director de la Oficina de Servicios Generales del ITESO.

Asimismo, señaló que las 49 hectáreas que posee el ITESO hacen que esta Institución sea un campus verde en toda la extensión de la palabra.“Este libro habla de 84 especies de árboles, y el ITESO tiene 278 que se acumulan en más de 4 mil árboles”.

Bajo esta línea, enfatizó que, de acuerdo a los lineamientos establecidos por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), para considerar un área verde como bosque, es necesario poseer 100 árboles en una hectárea. “En el ITESO, estamos muy arriba de ese número”.

Lo anterior no es solo por salud para la comunidad universitaria, enfatizó Sergio Nuño, sino que coadyuva a las zonas aledañas a amortiguar la contaminación de la ciudad, así como a purificar el aire. “El texto narra 84 historias, no es un manual botánico, es un libro que nos habla de historias de árboles y de vida que desde 1962 se vienen escribiendo en el ITESO”.

Igualmente, añadió que este trabajo impreso habla de las primeras especies de árboles que habitaron la Universidad, tales como eucaliptos, alamillos, laurel de la India, y actualmente palmas, todos contribuyen a que cada uno de los espacios verdes que posee la Universidad, sean únicos e inigualables.

“Desde hace 45 años, Rodolfo Chávez es el encargado de jardinería en el ITESO. Y él nos narra sobre el clima, la mayor humedad que las diferentes especies generan, así como la sombra que regalan, sin dejar de lado aquellas semillas que invitan a las aves a anidar. Esto es un ejemplo de lo que toda empresa, universidad o institución debe tener para contar con un ambiente armónico y saludable”.

Por su parte, el Dr. Francisco López Ruiz, director del Departamento de Arte, Diseño y Arquitectura (DADA), y precursor del desarrollo del huerto urbano en la IBERO Puebla, apuntó que la tierra es un ser vivo y que los árboles se comunican, lo cual es aleccionador.

Buscando hacer de la IBERO Puebla un espacio armónico, sustentable y verde, es que hoy este libro, Bosque Universitario, se convierte en un referente para poder emular acciones y espacios” comentó el Director del DADA.

Para el Dr. López Ruiz citando a Borges y Focault, el documento rememora la importancia y la poesía de los árboles, por eso es un libro de historias que se entrecruzan con las vidas de las personas, así como las posibilidades para quienes no conviven en el IETSO. Y ven en el campus el espacio ideal para llegar a ser. “El libro nos habla de una biodiversidad única, en Guadalajara, que nos invita a pensar más allá de esas historias, a reflexionar sobre qué árbol podemos ser”.

Para concluir, el Director del DADA señaló que para hacer esto posible es necesario un plan y conocimiento para tratar a los árboles, el cual nos deja dos enseñanzas: ser un marco de referencia para quienes aspiramos a crear un campus verde y la segunda, que puede ser una forma de vida, un sueño que es posible.

No comments

Deja un comentario